Curar La Gripe Naturalmente: Consejos y Tips

▶️ Curar la Gripe Naturalmente ◀️ Los primeros fríos de la temporada traen de la mano un compañero nada deseable: el virus de la gripe. Evitar que visite nuestro organismo o plantarle cara cuando se ha instalado en él, puede ser una tarea más sencilla si se emplean los remedios que ofrecen los tratamientos naturales. Plantas, alimentos, aceites esenciales y homeopatía forman un arsenal terapéutico completo y eficaz.

Curar La Gripe Naturalmente
Un freno natural a la gripe
Índice

    CURAR LA GRIPE NATURALMENTE

    Gripes, resfriados, catarros… el otoño y el invierno están jalonados de estos males que si bien no suelen ser muy peligrosos, a no ser que existan complicaciones o que quien los sufre tenga alguna patología que los agrave, resultan incómodos e interrumpen nuestros quehaceres diarios durante algún tiempo.

    Contra la gripe y sus síntomas se puede actuar echando mano de la medicina y farmacología tradicionales o bien haciendo uso de los remedios naturales; otra opción es utilizarlos de forma complementaria y sumar sus ventajas.

    ALIMENTOS BENEFICIOSOS

    Los tratamientos naturales sirven tanto para paliar como para prevenir la gripe. Uno de los efectos mejores y más conocidos es el que proporcionan algunos alimentos, capaces de reforzar las defensas y fortalecer el sistema inmunitario, evitando así que los perversos virus hagan casa en el organismo.

    Un poderoso antigripal es la vitamina C. Sus propiedades antioxidantes y su influencia positiva sobre los glóbulos blancos resultan un auténtico blindaje frente a las bacterias. Son alimentos ricos en este nutriente los kiwis, los cítricos y también el perejil, que es el producto que contiene una mayor cantidad: 166 miligramos por cada 100 gramos de alimento.

    Otras dos sustancias que ayudan a combatir la gripe son el zinc y el selenio. El primero tiene cualidades antivíricas y se encuentra en buenas concentraciones en las zanahorias, los ajos y también el perejil. Por su parte, el selenio, que actúa positivamente sobre el sistema inmunológico, se halla en productos tan diversos como los cereales, el pescado y las cebollas.

    Sin salir del campo de la nutrición, existen algunos remedios de toda la vida que siguen dando estupendos resultados contra la gripe. Es el caso del limón con miel, buen calmante de las afecciones respiratorias, y los caldos calientes, que actúan como eficaces tonificantes.

    La farmacia verde también atesora soluciones interesantes para espantar la dolencia. Entre las plantas más eficaces destacan el acebo, que actúa bajando la fiebre, y las infusiones a base de tilo mezclado con tomillo y hojas de abedul.  Éstas se pueden alternar con las que incluyan hiedra, ajenjo y corteza de ciprés a partes iguales, y también con el té de saúco.

    Para completar el tratamiento, nada mejor que la borraja, el hisopo, la raíz de zarzaparrilla y los siempre socorridos vahos de eucalipto, que despejan las vías respiratorias como pocos remedios. Sobre ellas tienen igualmente efectos positivos plantas como la eufrasia y la miel en rama.

    CURAR LA GRIPE CON TRATAMIENTOS HOMEOPÁTICOS

    Los tratamientos homeopáticos son otra manera natural de curar la gripe. Para prevenir la enfermedad, lo mejor será optar por Oscillococcinum, mientras que en las primeras fases de su desarrollo irán bien cinco gránulos cada noche de Aconitum Napelles 9CH o de Belladonna 9CH. Durante la convalecencia, China 9CH e Influenzinum resultan remedios adecuados por su efecto reconstituyente.

    De todas formas, lo mejor es dejarse aconsejar por el homeópata, quien determinará el preparado y la dosis más adecuada para cada enfermo.

    La aromaterapia es otra posibilidad terapéutica con cualidades innegables contra la gripe, sobre todo para recuperarse de secuelas como el agotamiento que suele sucederla. En este caso, son recomendables los aceites esenciales de romero, albahaca, salvia y menta.

    Es mejor utilizarlas de una en una y emplearlas por la mañana para que su efecto estimulante no altere el sueño y pueda producir insomnio.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir