Hábitos Depurativos Para Limpiar el Hígado

▶️ Limpiar el Hígado ◀️ Es un órgano fundamental para la salud del organismo todo, ya que se encarga de limpiar las toxinas que entran al cuerpo ya sea por os alimentos, los malos hábitos, e incluso a través de la contaminación ambiental. Mantenerlo sano y desintoxicado es imprescindible para sentirse bien, y además es realmente sencillo.

Limpiar el Hígado
Hábitos Depurativos Para Limpiar el Hígado

El punto de equilibrio del organismo se encuentra en el segundo órgano más grande del cuerpo luego de la piel: el hígado. Y es que su principal función es la de filtrar las toxinas que ingresan a nuestro cuerpo, purificando así la sangre y librando de sustancias negativas a los demás órganos.

Además, se encarga de absorber y almacenar vitaminas, regular las reservas de grasa, controlar la síntesis de las proteínas y el colesterol, y convertir los nutrientes que consumimos en energía, entre otras varias responsabilidades indispensables para la vida. De hecho, se puede afirmar que el hígado participa de prácticamente todas las funciones vitales.

Por lo tanto, si el hígado falla, se abre la puerta a malestares que pueden afectar desde la salud de las uñas, hasta los diferentes sistemas del organismo.

Para verlo de un modo más claro, el sistema inmunológico es el encargado de cuidamos de las enfermedades, pero es el hígado quien garantiza un sistema inmunológico eficiente. Entonces, garantizar un organismo libre de enfermedades depende de la buena salud hepática.
Es más, varias ramas de la medicina alternativa afirman que antes de comenzar a tratar cualquier dolencia o malestar del organismo, es fundamental realizar primero una depuración del hígado, para asegurar el éxito del tratamiento.

Varios son los factores que pueden afectar este órgano tan importante. Una dieta inadecuada, la contaminación ambiental,
el consumo de medicamentos y el estrés son algunos de los motivos por los que el hígado puede agotarse.

Si esto sucede, todas aquellas toxinas a las que estuvimos expuestos no pueden ser limpiadas completamente por el hígado, y pasan al torrente sanguíneo afectando la totalidad del organismo.

De ahí la importancia de cuidarlo y depurarlo: un hígado saludable es el camino más tapido y eficaz para de un cuerpo limpio y rebosante de salud.

Para lograr una limpieza hepática efectiva, debe combinarse una alimentación equilibrada y rica en alimentos desintoxicantes con una serie de hábitos beneficiosos para el hígado.

Beber agua: La cantidad ideal es de 1,5 a 2 litros diarios. Tomar mucha agua ayuda al hígado a digerir mejor las grasas y optimiza su capacidad de filtrar impurezas. Además, el agua funciona como depurador hepático eliminando las toxinas presentes en dicho órgano. Asimismo, mantener el organismo hidratado favorece la regeneración celular.

Hacer ejercicio físico: La actividad física reduce la posibilidad de sufrir de hígado graso, y dado que permite la quema de grasa y provoca sudor, elimina toxinas del cuerpo, aliviando así el trabajo del hígado. Además, favorece la oxigenación del organismo y la circulación de la sangre, lo cual colabora con la función hepática.

Mantener un peso saludable: La obesidad y la desnutrición pueden afectar el tejido hepático, por lo tanto es fundamental mantener un sano peso corporal a través de una dieta equilibrada rica en frutas y verduras, y de ejercicio física Adoptar conductas higiénicas: Ya sea a través de la correcta limpieza y tratamiento de los alimentos al momento de su preparación y de su ingesta, o de lavarse las manos antes y después de ir al baño y previo a cualquier comida, los hábitos higiénicos son fundamentales para disminuir al máximo el ingreso de Toxinas a nuestro organismo.

Tomar ciertos recaudos a la hora de comer: Es importante masticar bien los alimentos, ya que en la boca comienza el proceso digestivo, y esto facilita el trabajo del hígado. Además se debe evitar comer sintiéndose tenso, ansioso o enojado, al igual que cuando no se tiene hambre, ya que obligar al cuerpo a recibir alimentos que no necesita hará que el hígado trabaje de más.

En todo caso, si carece de apetito, es preferible reemplazar una comida por un jugo de frutas.

Cuidar la salud emocional: Gozar de un buen descanso durmiendo las horas suficientes, y evitar las situaciones de estrés resulta fundamental para no obstaculizar las funciones hepáticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir