Trekking: un Deporte Para Andarines

▶️ Trekking ◀️ Si te gusta la naturaleza, respirar aire puro, caminar, conocer gente y paisajes que nunca habías imaginado, no lo dudes el trekking es lo tuyo. Este deporte no conoce edad, no te va a agujerear el bolsillo y, a cambio, te reportará innumerables beneficios. Descúbrelos.

HACER TREKKING
TREKKING

Como un Julio Verne cualquiera, se trata de que hagas itinerarios de varios días (de cinco a treinta días) llevando la casa a cuestas: ropa, comida, botiquín, etc. Pero no sufras por el peso, “la ayuda de caballos o porteadores, a veces, es imprescindible para transportar las tiendas de campaña o los sacos de dormir”, aclara el experto Máximo Murcia.
A cambio, tienes la posibilidad de descubrir lugares que desconocías, oxigenar tus pulmones, quemar toxinas, endurecer los músculos de todo tu cuerpo, en particular piernas, glúteos y abdominales, evadirte del estrés de la sociedad actual y hacer amistades. “El Valle de Arán y el Naranjo de Bulnes en España, y el Himalaya o los Andes son los lugares más visitados”, apunta Murcia.

Índice

    TÚ DECIDES CUÁNTO CAMINAR Y HACER TREKKING

    Existen varios niveles. En el primero o de iniciación, caminarás de cuatro a cinco horas diarias. Mientras en el segundo o avanzado, te puedes pasar hasta ocho horas diarias en marcha. Tú eliges. Siempre es bueno “tener hábito de caminar, empezar haciendo excursiones a la sierra, a lugares próximos o iniciarse en algún club”, advierte Murcia.

    Tanto si caminas cuatro como si lo haces ocho horas, los beneficios están garantizados. Además, son inmediatos: cardiovasculares, físicos (resistencia, potencia), psicológicos y culturales.

    ¿Qué necesitas?
    Ganas de andar y comprarte algunas cosas. Ropa de montaña ligera, transpirable e impermeable. “Un forro polar, pantalones de algodón y unas botas especiales para practicar trekking”, detalla Murcia. Las botas tienen que ser robustas, de suela antideslizante y te tienen que proteger bien el tobillo. Las encuentras desde 60 euros.

    Lleva siempre contigo agua: necesitas beber líquido abundante y continuamente para evitar una deshidratación. Es recomendable asimismo que protejas tu piel con cremas que lleven un alto factor de protección solar. No te olvides de los labios, ellos también sufren.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir